El Cardio y las Pesas: ¿El Orden de los Factores Altera el Producto?

Cardio y Pesas en el Aumento de la Masa Muscular

cardio-pesas-aumentar-masa-muscular

Generalmente, la mayoría de las personas que asiste al gimnasio realizan primero los ejercicios cardiovasculares y después el levantamiento de pesas; otras van directo a la sala de pesas pues no tienen tiempo suficiente tiempo para realizar cardio; y muy pocas personas levantan pesas para luego pasar al ejercicio cardiovascular. Por ello la pregunta que nos ocupa en esta ocasión es la siguiente ¿Cuál Es el Orden Correcto?

Muchos podrían pensar que lo únicamente importante es llevar a cabo los ejercicios de manera correcta, sin embargo en este caso el orden de los factores sí altera el producto. De hecho, si el objetivo es ganar masa muscular y desarrollar nuestra musculatura es esencial realizar primero los ejercicios anabólicos, es decir el levantamiento de pesas y en última instancia los ejercicios aeróbicos.

Para poder entender las razones que sostienen de esta afirmación, debemos empezar por explicar un poco en qué consisten estos tipos de ejercicios y cuáles son los factores que intervienen en esta ecuación.

A Ejercicio de Levantamiento de Pesas: El ejercicio anaeróbico es aquel que abarca actividades originadas en la fuerza como, por ejemplo el levantamiento de pesas. El oxigeno no es realmente vital para la realización de estas actividades, pues el motor principal es el glucógeno y los aminoácidos que se encuentran en los músculos.

En este tipo de ejercicios prevalece la intensidad de la ejecución como factor determinante. En efecto, esta –intensidad– es la palabra clave del entrenamiento con pesas, ya que en cada repetición se aplica mayor intensidad, incrementando al extremo el ritmo cardiaco hasta aproximarse al fallo muscular.

B Ejercicios de Cardio: El ejercicio aeróbico, como la misma palabra lo dice requiere de oxígeno para su realización y abarca aquellas actividades cuyo eje central es la resistencia. En estos ejercicios la grasa funciona como fuente de energía principal pero también se utilizan las reservas de glucógeno de los músculos.

A su vez, es importante destacar que si la intensidad plasmada durante la realización de este tipo de ejercicio es muy alta, es decir, sobrepasa el ochenta por ciento de nuestra frecuencia cardiaca máxima, el ejercicio aeróbico se convierte en anaeróbico.

Ahora bien, al manejar con claridad estos conceptos podemos afirmar que es necesario mantener los depósitos de glucógeno intactos antes de comenzar nuestra rutina de pesas debido a que durante esta rutina se utiliza principalmente el glucógeno como fuente de energía y no la grasa acumulada. De esta manera, lograremos sacarle el mayor provecho posible al entrenamiento y realizar los ejercicios correspondientes con la intensidad máxima la cual nuestro cuerpo nos permita.

Por su parte, durante el ejercicio cardiovascular, además de utilizar la grasa como combustible también se utilizan los depósitos de glucógeno. Por lo tanto, al iniciar nuestra sesión de ejercicios con una rutina de cardio, estaríamos gastando las reservas de glucógeno esenciales para un entrenamiento de pesas adecuado y por ende, no contaríamos con la suficiente energía al iniciar el levantamiento de pesas.

Además, la posibilidad de realizar en primer lugar ejercicios cardiovasculares de manera intensa también quedaría descartada, pues entonces el ejercicio realizado pasaría a ser anaeróbico y utilizaríamos como fuente principal el glucógeno muscular por lo que también consumiríamos la energía necesaria para realizar la rutina de pesas correctamente.

Con lo dicho anteriormente, algunas personas tal vez podrían pensar que hacer ejercicio cardiovascular antes del entrenamiento de pesas realmente no es un gran problema y que con sólo disminuir la intensidad se podría compensar el consumo previo de glucógeno.

Sin embargo, el problema radica en que, ciertamente al tener una menor cantidad de glucógeno la sesión de pesas sería menos intensa y la intensidad es uno de los factores esenciales para lograr el crecimiento muscular deseado. Por otra parte, debemos recordar que al consumir completamente los depósitos de glucógeno, se produce el llamado catabolismo muscular es decir, comenzamos a perjudicar el crecimiento muscular pues, en estos casos, es necesario utilizar las cadenas de aminoácidos de los músculos para generar energía.

En conclusión, podemos decir que si nuestro objetivo es perder grasa y bajar de peso sin tomar en cuenta el crecimiento muscular, podemos realizar primero los ejercicios cardiovasculares sin ningún problema pues, incluso, éstos nos servirían para “entrar en calor”.

Por otro lado, si realmente estamos buscando el crecimiento de los músculos y deseamos desarrollar nuestra masa muscular lo ideal es realizar los ejercicios cardiovasculares después del levantamiento de pesas, o incluso aislarlo para otro día, por ejemplo días dedicados sólo a ejercicios cardiovasculares.

Compartir es Bueno, Comparte:Share on Facebook6Share on Google+0Tweet about this on Twitter

4 comentarios en “El Cardio y las Pesas: ¿El Orden de los Factores Altera el Producto?

  1. Hola tengo dos meses en el Gym quiero ganar masa muscular pero tengo una barriga que también quiero bajar en este caso ¿que debo hacer primero cardio y después levantamiento o lo contrario?

  2. Hola exelente pagina web, en mi caso quiero aumentar masa muscular pero tambien quiero bajar esta barriga que tengo y esta se debe mas que todo a la mala dijestion que mi cuerpo tiene que podria hacer? Muchas gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *