El SobreEntrenamiento: Síntomas y Recomendaciones

El Sobre-Entrenamiento:
Cuando Mucho se Vuelve Demasiado

sobreentrenamiento-sintomas-recomendaciones

Para iniciar ¿Qué es concretamente el sobre-entrenamiento? Bien se puede decir que es un estado de agotamiento excesivo el cual puede frenar el progreso del ejercicio físico y acarrear consecuencias perjudiciales para nuestra salud. En otras palabras, entrenar demasiado resulta desfavorable para nuestro cuerpo pues puede influir negativamente en el aumento de peso y en el desarrollo de la masa muscular.

Curiosamente, muchas personas creen que al entrenar de manera excesiva obtienen mejores resultados en menos tiempo y por lo tanto, entrenan cada día más y más sin pensar en las consecuencias, pero la verdad es que con esto sólo están ocasionando el efecto contrario y tardan más en ver los resultados deseados.

Por esta razón, para evitar un retraso en el aumento de tu masa muscular y por ende en tu crecimiento físico, debemos conocer a fondo los síntomas del sobre-entrenamiento y cómo prevenir esta situación.

Señales del Sobre-Entrenamiento

Uno de los síntomas más comunes del ejercicio en exceso es el dolor permanente en músculos y articulaciones. Claro está que es normal sentir un poco de dolor después de entrenar y especialmente al día siguiente, o bien incluso varios días después de una sesión de ejercicios (2 a 5 días después).

De hecho, al comenzar a entrenar por primera vez o al retomar una rutina de ejercicios, este dolor es muy común y tiende a durar algunos días, sin embargo, aquel dolor que persiste por semanas puede ser una clara señal de sobre-entrenamiento.

De manera que, al sentir un dolor permanente debemos prestar atención a nuestro cuerpo y tomar medidas pues la causa de esta aflicción puede ser el sobre-entrenamiento mismo.

Otros de los síntomas notorios del entrenamiento excesivo son los dolores de cabeza y el insomnio. Si padecemos dolores de cabeza después de entrenar o durante la noche o si nos cuesta conciliar el sueño sin ninguna aparente razón justificable, probablemente estemos entrenando en exceso.

El desaliento y la falta de fuerza durante nuestra sesión de ejercicios también son signos evidentes de sobre-entrenamiento. El ejercicio físico generalmente produce una sensación de vigor y fuerza así como también ayuda a reducir los niveles de estrés. Sin embargo, entrenar de manera excesiva produce el efecto contrario y en vez de sentirnos más activos y vigorosos, paulatinamente nos sentiremos desanimados y sin fuerzas.

Ahora bien, después de haber enumerado los síntomas más comunes del entrenamiento excesivo, es importante destacar que en caso de percibir algunos de estos síntomas al entrenar, es necesario que tomemos en cuenta las siguientes recomendaciones para evitar o recuperarnos de un entrenamiento excesivo.

Recomendaciones Contra el Sobre-Entrenamiento

01 Lo básico y lo obvio: El descanso es vital para el desarrollo y crecimiento adecuado de los músculos, por lo tanto debemos descansar más tiempo del que entrenamos. En realidad, y hasta cierto punto por contradictorio que parezca, los músculos como bien ya sabemos no crecen durante el entrenamiento, crecen mientras descansamos, con mayor énfasis durante los periodos de sueño.

El hecho de que los músculos se agranden durante el entrenamiento, hace que muchas personas crean que realmente los músculos están creciendo en ese momento; pero no es así, este efecto realmente no significa que los músculos crezcan durante las sesiones de ejercicios. Los músculos se agrandan porque al trabajarlos se produce lo que llamamos muy técnicamente: Trauma Muscular, es decir se rompe el tejido muscular debido al esfuerzo aplicado.

Por esta razón, para incentivar el desarrollo de los músculos durante el entrenamiento y favorecer su crecimiento durante el descanso, debemos no entrenar mucho con respecto a la frecuencia y descansar el mayor tiempo posible.

02 A su vez, debemos recordar que dormir es por excelencia la forma de descansar más efectiva. Para obtener un descanso completo y lograr que nuestros músculos se recuperen y crezcan adecuadamente debemos dormir aproximadamente 8 horas al día, a esto debo añadir que todavía hay diferentes posiciones (6, 7 horas). No dormir lo suficiente, puede afectar el desarrollo físico de nuestro cuerpo y, por lo tanto, afectar también el aumento de nuestra masa muscular.

03 Por otra parte, debemos aprender a percibir las señales de nuestro cuerpo, pues aunque siempre tratemos de entrenar al máximo no debemos excedernos. En este sentido, resulta vital poseer una actitud vigilante y observadora de nuestro rendimiento día a día, con tal de reconocer cuando debemos hacer una pausa y evitar así caer en el sobre-entrenamiento.

Es recomendable estar atento a las señales de nuestro cuerpo; por ejemplo, si percibimos cualquier dolor inusual en músculos o articulaciones quizás deberíamos parar el entrenamiento por un tiempo y en caso de que el dolor perdure, sería conveniente consultar al médico o hasta tomar un descanso prolongado para que nuestros músculos se recuperen.

04 Por último, no podemos olvidar que el desarrollo de la masa muscular no ocurre de la noche a la mañana. Algunas personas se tornan tan impacientes por cumplir sus objetivos y obtener resultados que, en su afán de lograrlo, consiguen todo lo contrario y perjudican su desarrollo físico.

La construcción de músculos y aumentar de peso rápidamente puede resultar muy atractivo estéticamente, pero debemos comprender a conciencia interna que el desarrollo muscular toma su tiempo y debemos tratar de controlar esta situación.

Admitir y al final de cuentas reconocer verdaderamente que el aumentar la masa muscular no ocurre de un día para otro nos ayudará a centrarnos en nuestros objetivos, lograr un entrenamiento más eficiente y por ende obtener mejores resultados. La paciencia y la perseverancia son sin lugar a dudas ingredientes fundamentales al momento de comenzar con un plan de entrenamiento.

Compartir es Bueno, Comparte:Share on Facebook8Share on Google+0Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *